"& alias vidi tractatum de fideiussoribus seu assecurationibus, Petro Santerna, Lusitano, Iureconsulto clarissimo autore", Benvenuto Stracca in "De mercatura decisiones, et tractatus varii, et de rebus ad eam pertinentibus in quibus omnium Authorum", 1556. /// Blogue dedicado ao 'Grande Direito Comercial', i.e., ao Direito dos Mercados e das Empresas // Bitácora dedicada al 'Gran Derecho Comercial/Mercantil', i.e., al Derecho de los Mercados y de las Empresas.

joi, februarie 16, 2006

Aplicación del gobierno corporativo a nivel del Estado en el Perú

El gobierno corporativo suele vinculársele a la empresa privada, más aún aquella que cotiza en el mercado bursátil y califica como “una gran empresa”. Sin embargo, esa tendencia, enraizada en los propios orígenes del corporate governance, viene siendo abandonada, de forma tal que ya no se le constriñe sólo a la gran empresa privada que cotiza en el mercado bursátil, sino también a aquellas que no cotizan, a las pymes y, lo particularmente interesante, a las empresas del Estado.
En ese orden de ideas, acaban de difundirse en el Perú tres documentos de notoria trascendencia, provenientes del Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado (FONAFE), cuales son: primero, los Lineamientos para el desempeño del Estado como propietario; segundo, el Código marco de buen gobierno corporativo de empresas del Estado; y, tercero, la Exposición de motivos del Código marco de buen gobierno corporativo de empresas del Estado. Todos ellos han sido aprobados mediante Acuerdo de Directorio Nº 001-2006/004-FONAFE y publicados en el Diario Oficial El Peruano el 3 de febrero del 2006.
En los Lineamientos para el desempeño del Estado como propietario se empieza por exponer que “el Estado peruano tiene una responsabilidad fiduciaria ante todos los peruanos de administrar apropiadamente todos los activos que aparecen registrados a su nombre, particularmente aquellos relacionados a la función empresarial”. Atendiendo a ello recoge los principales lineamientos que, según afirma, la experiencia internacional y el propio contexto peruano sugieren, tales como: la separación de las funciones regulatoria y las funciones de propiedad, las políticas de propiedad claramente definidas, el efectivo uso de los derechos de propiedad, la coordinación estrecha de la función de propietario, el empoderamiento de los directorios, el evitar la interferencia en las actividades rutinarias, los efectivos sistemas de seguimiento, la interacción con los grupos de interés y la promoción del buen gobierno corporativo.
Saludamos que el Estado empiece a prestar atención a estos interesantes y complejos temas de la empresa contemporánea que, desde el punto de vista jurídico, no hacen sino resaltar una vez más la importancia del Derecho Empresarial con su aprehensión del fenómeno de la empresa. Ya hace varios años venimos promoviendo la difusión de tópicos como los mencionados, que el Derecho tradicional pretendía obviar de manera recurrente. Basta citar tres ejemplos: nuestro artículo “La captura del agente regulador” que apareció publicado en la Revista Jurídica del Perú de junio del 2003 donde planteamos que el rol de los organismos reguladores debe ser efectivamente autónomo y concluimos en una propuesta legislativa; nuestro trabajo de investigación “Los grupos de interés dentro de los grupos de empresas” que fue publicado, en San José de Costa Rica, en la Revista Acta Académica de mayo del 2001; y la entrevista efectuada al prestigioso maestro universitario Julio Salas Sánchez que, bajo el título “El gobierno corporativo es un tema de todos quienes estamos en el ámbito empresarial”, apareció en la Revista Jurídica del Perú de abril del 2003.
En cuanto al Código marco de buen gobierno corporativo de empresas del Estado, el documento citado recoge 32 principios estructurados en cuatro ítems: primero, cuestiones generales; segundo, los derechos de propiedad; tercero, el directorio y la gerencia; y, cuarto, la transparencia. Así se transita por diversas cuestiones, siendo algunas de ellas: el registro de la titularidad de las acciones, la solución de conflictos, el sistema efectivo de análisis de riesgo, el código de ética, la transferencia de la propiedad, la conformación de los comités especiales, el plan de sucesión, la política de información, los mecanismos de información, las políticas sobre auditorías y la estructura de propiedad y administración de la empresa.
Lo anterior se complementa con la Exposición de motivos del Código de buen gobierno corporativo de empresas del Estado donde se señala que tres documentos se han tomado como referencia fundamental: a nivel internacional, los Principios de gobierno corporativo de la OECD; a nivel regional, los Lineamientos para un Código andino de gobierno corporativo; y, a nivel nacional, los Principios de buen gobierno para las sociedades peruanas.
Consideramos que lo reseñado en las líneas anteriores abona a favor del gobierno corporativo en el Perú y, aún cuando falte mucho camino por recorrer, ya nos encontramos en él, no somos ajenos a la tendencia mundial contemporánea y, por lo mismo, nuestro Derecho Empresarial sigue fortaleciéndose.

Niciun comentariu: